Dec
11
2011
1

Quixada’ 2011- The movies – Part 2 & 3

Written by Silvio Zugarini in: General |
Dec
09
2011
0

Quixada’ 2011 – The movie – Part 1

Written by Silvio Zugarini in: General |
Dec
04
2011
4

Quixada’ 2011

QUIXADA’ Noviembre 2011 – Aventuras a una térmica de 300km

Siempre había sido fascinado por conocer este mítico lugar en el desierto del Sertao en el Noreste de Brasil donde existe la posibilidad de realizar grandes vuelos de distancia por encima de 300km y 400km (record mundial en 2007 de 468km por F. Brown, R. Saladini y M. Prieto); también a esta fascinación se juntaba a un poco de miedo y gran respecto por su reputación de ser un lugar muy “heavy” con condiciones fuertes, mucho viento y un despegue a veces critico por las rachas fuertes de viento mezclado a fuertes térmicas que entran ya a primeras horas de la mañana (se puede despegar muy pronto como a las 7h )…Sonaba con poder sobrevolar esas ciudades con nombres míticos del vuelo de larga distancia como Monseñor Tabosa, Nova Russas, Pedro II, Piri Piri etc… Fui del 18 al 27 de Noviembre y sin muchas pretensiones (solo me interesaba intentar batir mi viejo record de distancia 159km, Piedrahita-Arcones y pasármelo bien tratando de volar con la máxima seguridad por esas zonas bastante salvajes y remotas) Allí me esperaba un amigo piloto Brasileño (Carlos Boni) que se había encargado de organizar la logística de nuestra aventura voladora. Aunque este año volé con la R11 de Ozone y luego con la Mantra 4, me llevé mi “viejo” Boomerang GTO, ya que la M4 estaba nueva y no quería meterle horas y ensuciarla. Llegamos el Viernes por la tarde con previsiones meteo buenas durante toda la semana siguiente. Por la noche hay una gran fiesta con un concierto en el pueblo de Quixada’ y salimos de marcha…cuando regresamos son las 6 de la mañana y esta claro que no vamos a poder volar este primer día (fue una lastima porque el día estaba muy bueno y un piloto Británico, Matthew Church voló 288 km con su Mantra 4), pero la fiesta mereció mucho la pena. El primer día de vuelo verdadero va a ser el Domingo. Cuando nos despertamos el cielo esta cubierto con muchas nubes y cirros. Despegamos sobre las 10.30 y aterrizamos después de 75km pasando la ciudad de Madalena. Un buen primer vuelo para tomar contacto con el lugar. Me entero en ese vuelo que, aun estando nublado, hay ascendencias de hasta +5 así que, cuando estará bueno y con el sol pegando, deberé estar muy, pero muy entretenido… El Lunes promete ser un gran día y despego muy pronto, a las 7.50 de la mañana después de dos pilotos Polaco, Rafael Lukos y otro del cual no recuerdo el nombre, con sus R11. Nada mas despegar engancho una buena que me pone casi en la nube a 1100mt y con esa ya tiro atrás del despegue. Considerado la hora muy temprana, los primeros 50 km son muy critico y difíciles y hay que aguantarse a cualquier ascendencia para mantenerse en el aire..Yo desafortunadamente no tengo mucha paciencia y al primer punto bajo después de 19km no consigo remontar una térmica muy tumbada por el fuerte viento y aterrizo. Una lastima porque ese fue el mejor día de la semana y los polacos volaron 370 y 330 Km. respectivamente. Al día siguiente hay mucho viento en el despegue con rachas de hasta 50km…los mas valientes (o locos) consiguen despegar en el momento que la racha baja (hay unos chicos que te agarran la vela y una persona que se encarga de elegir el momento en el cual tu debes despegar entre racha y racha). Yo espero hasta las 12 cuando los ciclos térmicos hacen que baje un poco el ventarrón en el despegue. Como ya se ha hecho tarde para volar muy lejos, salgo sin demasiada motivación y después de cobrar mucho en un +10 muy turbulento por encima del despegue, pincho otra vez después de 20km para intentar correr demasiado. Estoy bastante decepcionado y hundido (llego hasta a pensar que me han hecho una macumba brasilera ya que en este vuelo se me cae también la cámara HD del casco.), pero como la previsión es buena toda la semana, siempre hay otra oportunidad; y finalmente llega. El Miércoles el día promete mucho. Esta vez por miedo a pinchar salgo a las 9.40 cuando las condiciones están ya formadas…la ruta a elegir no es la clásica, sino la del sur-este, o sea Quixeramobim, Boa Viagem, Crateus y, con mucha suerte, Castelo do Piaui’ (KM 300). Los primeros Km. son siempre difíciles y en compañía de dos Franceses me consigo mantener (varios pilotos pinchan antes de Quixaramobim). Llegamos a Boa Viagem (Km. 80) bastante bajos y hay que tirar el freno y sobrevivir otra vez…me voy a buscar una nube que se estaba formando y que tenia a mi derecha a barlovento estoy bajo y un error me llevaría al suelo…acelero en la descendencia todo lo que puedo cuando de repente sufro una gran plegada asimétrica y la vela se me queda encorbatada.no me lo puedo creer..Todos estos anos volando sin tener ni una corbata. y ahora la tengo aquí en un lugar bastante comprometido…Miro abajo, tendré como 200mt y el lugar para aterrizar es bastante chungo con un pantano y matorrales; empiezo a tirar del estabilo para tratar de resolverla cuando de repente me encuentro en la entrada de la térmica que buscaba..es un +4 bastante violento. La vela se menea mucho. Intento mantener la dirección de vuelo para que no gire y con el máximo cuidado para no sobremandar y provocar una perdida o un negativo que, con esa altura, significaría lanzar el paracaídas. Subo muy fuerte y mientras subo intento resolver la corbata que al final se resuelve sola por una plegada…ufff… que bien. Después me junto en esa térmica con los franceses y alcanzamos la base de la nube que mientras tanto ha subido a 2000mt…de allí en adelante las condiciones mejoran mucho.hacemos base otra vez y nos metemos un poco dentro de la nube. Cuando salgo estoy solo y he perdido a mis compañeros de viaje. Llevo ya 120km cuando de repente se me abren varios caminos…no habiendo nunca volado aquí antes y (mi error) no habiendo puesto balizas en el GPS, de repente no se por donde pasar. Como las condiciones son muy buenas decido irme con el viento aunque tengo que sobrevolar unas montanas y una zona sin carreteras o casas…sigo con un buen ritmo aunque me encuentro solo, debajo poca civilización, me voy de nube en nube siempre saliendo en su base asegurando al máximo la altura. De repente aparece por delante de mi una ciudad muy grande…debe ser Crateus ¡exclamo! Estoy entonces en el KM 180 y me quedan todavía unas 2 horas y media de vuelo…esto promete! Después de Crateus me encuentro bajo pero hay unos Urubúes que están girando delante de mi. Voy y encuentro la mejor térmica del día (y eso a las 15.15), un + 6 sostenido que me catapulta a 3088 mt en la estratosfera…sigo entonces por una zona llena de quemadas y fumadas que indican claramente el camino a seguir y las ascendencias. De repente tengo delante de mí a un altiplano con un escalón de unos 600mt bien pronunciado y unas forestas muy densa. Sube una carretera de tierra que también parece ser el único sitio donde aterrizar en los próximos 20km.estoy entrando en el estado del Piaui’ y llevo 220km.el día se esta’ acabando pero aun hay algunas ascendencias…pienso que debería haber salido mas pronto o haber volado un pelin mas rápido y los 300km estaban hechos, pero no me importa. Estoy muy contento y disfruto de este último planeo con la puesta del sol. Llevo mas de 7 horas volando y decido no apurar mas el planeo y aterrizar en el ultimo pueblo que veo que resulta ser Nova Olinda. Allí me esperan como siempre unos cuantos niños y la gente del pueblo que viene a saludarme y a preguntarme de donde había caído y venia…menos mal que hablo bastante bien el portugués y me resulta siempre fácil comunicar con esta gente tan humilde y hospital. Miro finalmente mi GPS y mi vuelo son 264km.el record antiguo bien batido, estoy súper feliz y muy cansado (7 horas y 23 minutos volando); una pasada. Dentro de una hora ya estoy recogido (nuestro conductor, Passarinho es muy profesional y súper preparado con seguimiento SPOT y radio). Nos esperan ahora 6 horas de carretera para volver a Quixada’, y al dia siguiente despertar a las 6 y intentarlo otra vez.
El Jueves salimos sobre las 9.30, en el cielo hay ya varios congestus pero nada de amenazante de momento. Despego en un ascensor que me lleva directamente en la base de la nube. Allí, por primera vez dado que le tengo bastante respecto, y por el echo de ganar algunos preciosos metros mas antes de enfrentarse a la primera difícil transición del vuelo, me dejo chupar…entro en la nube pensando salir casi en seguida pero no…empieza un +4 sostenido y también con orejas no paro de subir…dentro es todo blanco, desorientante y bastante turbulento…intento mantener el rumbo y dirección de vuelo pero me resulta imposible…el GPS se vuelve loco..paso da tener velocidades de 65km a 11km…los minutos se me hacen interminables…la vela se empieza a empapar mucho y llegan a caer gotas de agua desde los cordinos…por radio hablo con los compañeros que me dicen de mantener la calma y tratar de mantener velocidad y rumbo ..Finalmente salgo de la nube a casi 2000 mt de altura (1000 mt dentro)…una experiencia que no quiero repetir jamás en futuro. Seguimos con el vuelo en compañía de Boni con su TR2 y Matt con su Mantra 4. Hoy hemos decidido intentar volar en un grupo para optimizar al máximo nuestras chancees de hacer un vuelo de mas de 250km.Al llegar a Madalena (Km70) está claro que hay muchos congestus y al no tener una visión clara de lo que hay en el horizontes, los tres decidimos bajar y abortar el vuelo. Luego no fue nada, pero la seguridad por primero.
El viernes promete ser otro día bueno. Salgo junto con Boni y consigo llegar con el en Custodio (Km20) donde tengo un punto bajo. No consigo remontar y aterrizo en un sitio bastante complicado pero todo bien. En seguida tengo allí a mi recogida que me invita a subir otra vez al despegue y intentar otro vuelo. Me dejo convencer y a las 12.40 estoy despegando otra vez. Esta vez las condiciones son ya montadas y de libro. Consigo volar 156km en 3 horas y media…me pregunto si no hubiera pinchado…. Per bueno… El Sábado es nuestro ultimo vuelo en Quixada’…y otro gran vuelo (246km)…despego muy concentrado y esta vez con la máxima motivación y focalizado para no pinchar pronto y llegar a Madalena bien alto. El viento es débil y abajo esta’ de sur este pero arriba esta de noreste así que hay varias discusiones por radio sobre cual seria la ruta mejor…pasado Madalena, mi amigo Boni elige una ruta poco común que pasa por la sierra de Guía y luego baja a la ciudad de Tamboril. Yo pienso seguirlo pero las prestaciones de su dos bandas me dejan bien pronto atrás y bajo…por encima del pueblo de Pedra do Poco me encuentro muy bajo y pierdo casi una hora aguantadome en ceritos antes de que finalmente consiga remontar. Alli sigo mi vuelo hacia Monseñor Tabosa (KM120) y sus montanas. Allí escucho por radio que mi amigo esta’ pasando un mal rato en vuelo (se cruzo’ con una térmica de +14, el TR2 se desmonta, rompe dos líneas, se vuelve ingobernable) y esta’ intentando aterrizar en Tamboril. Son momentos de gran tensión pero al final escucho las buenas noticias que ha aterrizado bien sin consecuencias. Yo sigo concentrado en mi vuelo ya que hay térmicas muy fuertes y bastante turbulencia. Cruzo las montanas peor el medio derivando una térmica que me pone a 2500mt y entro el llano de Nova Russas donde pillo una buena línea de convergencia y salto de nube en nube sin bajar de 2200mt. En Nova Russas (KM180) pillo una buenísima que me pone a 3000mt y con esa y otra mas llego al altiplano de Poranga (KM 220). Allí es otro punto clave del vuelo…hay dos carreteras, una que sale a la derecha del pueblo y va hacia el noroeste y una que sale del pueblo y sigue recto. Cual será la que lleva a Pedro II (KM 280)? Yo tiro por la del recto ya que el viento me empuja débilmente es esa dirección. (error, era la de la derecha que tenia que elegir..). Después de otro 10 Km. el altiplano sigue subiendo y dejo atrás las últimas casas y la civilización. Seguro que debe haber algún pueblo más o algunas casas mas adelante…la visión con el sol que esta bajando no es buena y no consigo ver lo que me espera delante. Son las 16.30 y aun hay algunas termiquilla…delante de mi ya no hay mas carretera y solo una densa foresta y unas montanas.debajo de mi un claro para aterrizar entre la vegetación mas verde (acabada de entrar otra vez en el estado de Piaui, que es meno seco de Ceara’). El espacio para aterrizar es muy poco, me digo, Silvio aquí tienes que ser muy fino, máxima concentración. Consigo aterrizar bien, pero en seguida me pongo bastante preocupado y que el sol estaba bajando y yo estaba sin cobertura ni de móvil ni de radio. Por suerte tenia mi Spot y en seguida envío el mensaje con las coordenadas. Decido plegar súper rápido y empezar a caminar hacia la última carretera que había visto desde arriba. Tengo agua, comida, linterna y mechero para hacer fuego así que voy preparado para un bivuac si hiciera falta. Nada mas plegar el parapente aparece un hombre que me saluda y se ofrece ayudarme. Caminamos unos 3 km hasta llegar a su casita de barro donde estaban su mujer y sus hijos. Me ofrecen un café mientras que el va a llamar un amigo que tiene una moto. Me subo a la moto y después de 8km llegamos a un lugar con cuatro casas y un teléfono. Ya se ha hecho de noche. Intento llamar a mi recogida pero no contestan. Pruebo con la emisora y finalmente me contestan diciendo que le han llegado mis coordenadas SPOT y que están llegando. Después de 6 horas llegamos de nuevo a Quixada’, contento por haber realizado otra vez un gran vuelo de 246km. El domingo pasamos el día en la playa de Canoa Quebrada (donde también se vuela) y el lunes de vuelta a España. Los 300km eran posibles, solo falto’ mas preparación, mas disciplina en vuelo (volar mas rápido) y mas convencimiento de mis habilidades. Lo intentaremos de nuevo en el futuro sin duda! Me llevo conmigo recuerdos estupendos de unos vuelos increíbles, de un lugar y de una gente maravillosa.

Quixada’ y el Sertao de el estado de Ceara’ son un lugar increíble para el vuelo libre pero solo para pilotos muy confirmados y experimentados. Hay que estar extremadamente focalizados y concentrados desde el despegue hasta el aterrizaje y a veces esto puede resultar bastante estresante. Imprescindible llevar SPOT y tener constante contacto radio con compañeros y equipo de recogida.

Written by Silvio Zugarini in: General |

Powered by WordPress | Aeros Theme | TheBuckmaker.com